En las creencias esenciales – Tenemos unidad

“Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu…un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo; un solo Dios y Padre de Todos.” Efesios 4:4-6 (NVI)

En creencias no esenciales – Tenemos Libertad

Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones… ¿Tu quién eres que juzgas al criado ajeno? para su propio Señor esta en pie, o cae… de manera que cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de sí... ¿Tienes Fe? Tenla para contigo delante de Dios. Romanos 14:1, 4, 12, 22

Con nuestras creencias – Mostramos caridad

“Si tengo el don de profecía y entiendo los ministerios y todo el conocimiento, y tengo una fe que logra trasladar montañas, pero no tengo amor, no soy nada.” 1 Corintios 13:2 (NVI)

Creencias ensenciales:

Acerca de Dios

- Dios es el creador y regidor de Universo, ha existido eternamente en tres personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Estos tres son iguales y un solo Dios.
Génesis 1:1, 26, 27; Génesis 3:22; Salmos 90:2; Mateo 28:19; 1 Pedro 1:2; 2 Corintios 13:14

Acerca de Jesucristo

- Jesucristo es el Hijo de Dios, es co-igual; con el Padre. Jesucristo vivió una vida humana sin pecado, y se ofreció así mismo como el sacrificio perfecto por los pecados del mundo al morir en la cruz. Resucitó de entre los muertos al tercer día, para demostrar su poder sobre el pecado y la muerte. Ascendió al cielo y volverá otra vez a la tierra para reinar como Rey de reyes y Señor de señores.

Mateo 1:22-23; Isaías 9:6; Juan 1:1-5; 14:10-30; Hebreos 4:14-15; 1 Corintios 15:3-4; Romanos 1:3-4; Hechos 1:9-11; 1 Timoteo 6:14-15; Tito 2:13

Acerca del Espíritu Santo

- El Espíritu Santo es co-igual con el Padre y el Hijo de Dios. Está presente en el mundo para hacer conscientes a los hombres de su necesidad de Cristo Jesús. Vive en cada cristiano desde el momento de la salvación. Provee al cristiano: Entendimiento para vivir; Entendimiento de las verdades espirituales y dirección hacia lo que es correcto. Da a cada creyente un don espiritual al momento de su salvación. Como cristianos, debemos vivir bajo su control diariamente.Creemos en el bautismo en el Espiritu Santo mediante el cual somos investidos de poder para servirle y ser testigos de sus maravillas.
2 Corintios 3:17; Juan 16:7-13; 14:16-17; Hechos 1:8; Hechos 2: 1-4; 1 Corintios 2:12; 3:16; Efesios 1:13; Gálatas 5:25; Efesios 5:18

Acerca de la Biblia

- La Biblia es la Palabra de Dios para nosotros, fue escrita por autores humanos bajo la guianza sobrenatural del Espíritu Santo, Es el recurso supremo de verdad para la creencia y vida cristiana. Por ser inspirado por Dios, es la verdad sin ninguna mixtura de error.
2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:20-21; 2 Timoteo 1:13; Salmo 1119:105, 160; 12:6; Proverbios 30:5

Acerca del Hombre

- El hombre está hecho a la imagen espiritual de Dios. Para ser como El en carácter. El hombre es el objeto supremo de la creación de Dios. Aunque el hombre tiene un  tremendo potencial para el bien, esta manchado por la tendencia de desobedecer a Dios. Esta desobediencia, se llama “pecado”. El pecado separa a las personas de Dios y causa muchos problemas en la vida.
Génesis 1:17; Salmo 8:3-6; Isaías 53:6ª; Romanos 3:23; Isaías 59:1-2

Acerca de la Salvación

- La Salvación, es el regalo de Dios para nosotros, pero es necesario aceptarlo. No podemos compensar por nuestros pecados por medio de las buenas obras o mejoramiento personal. Sólo al confiar en que Jesucristo es la ofrenda de Dios para el perdón de nuestros pecados, podemos ser salvos de la culpabilidad del pecado. Cuando nos volvemos de una vida autocontrolada, a una vida controlada por Cristo, somos salvos. La vida eterna empieza en el momento en que uno recibe a Cristo como  Salvador y Señor de su vida.
Romanos 6:23; Efesios 2:8-9; Juan 14:6; 1:12; Tito 34:5; Gálatas 3:26; Romanos 5:1

Acerca de la Eternidad

- Las personas fueron creadas para existir por siempre, existimos separados de Dios por el pecado o unidos eternamente con Dios por su perdón y Salvación. La separación eterna de Dios, es el infierno. El vivir en unión eterna con El, es la vida eterna. El cielo y el infierno son lugares reales para una existencia eterna.
Juan 3:16; Juan 2:25; Juan 5:11-13; Romanos 6:23; Apocalipsis 20:15-44; Mateo 1:8; Mateo 2:44,46
0
0
0
s2smodern
Joomla templates by a4joomla